Tuto declina candidatura y suman las voces de unidad contra el MAS

Autor/Fuente: lostiempos.com

En plena recta final para las elecciones, Jorge “Tuto” Quiroga, de Libre 21, declinó ayer su candidatura para que el mejor posesionado en las encuestas pueda derrotar al Movimiento Al Socialismo (MAS). Con él suman las voces que piden unidad a la oposición para el 18 de octubre. 

Quiroga, que hace una semana se destacó en el Gran Debate Presidencial, anunció su retiro de los comicios por redes sociales con un tono reflexivo y sin esconder un “profundo dolor en el alma”. Se disculpó con sus candidatos y con quienes lo apuntalaron en la campaña.

“No tengo la posibilidad de llegar a la presidencia y no me han interesado las pegas. No podrá encabezar este gobierno, por eso declino nuestra candidatura”, dijo. “Tengo diferencias con otros candidatos, espero que actúen para derrotar al MAS”, confió. 

La salida de Quiroga se da luego de la segunda encuesta de intención de voto de la alianza de la sociedad civil, Tu Voto Cuenta, que perfila como virtual ganador de las elecciones generales, en primera instancia, a Luis Arce (MAS), con 33,6%. Luego, como segundo a Carlos Mesa (CC) con 26,8% y a Luis Fernando Camacho (Creemos), con el 13,9%. En la misma consulta Tuto tenía 1,1%. 

La primera en declinar su candidatura fue la presidenta Jeanine Áñez, de Juntos, el 17 de septiembre, también para impedir el retorno del MAS. Advirtió: “Si no nos unimos, vuelve Morales, vuelve la dictadura”. 

Áñez y Quiroga insisten en la unidad contra el MAS, que en noviembre dejó el Gobierno en medio de un escándalo de fraude electoral que derivó en la renuncia de Evo Morales. 

Se sumó al pedido de unidad, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, con un Twitter que cuestionaba a “quien presume de haber liberado al país de la tiranía de Morales”.

Sin precisar ningún nombre, Murillo preguntó si el que presume de ser libertador iba a permitir “que el MAS retorne al poder. Con ello, lo hagan la corrupción, violencia, narcotráfico e impunidad”. Y cuestionó: “¿Será que pasa de libertador a verdugo?”.

Uno de los aludidos, Luis Fernando Camacho, de Creemos, contestó con un breve Twitter: “Debe estar hablando de Mesa (su nuevo aliado), no conozco otro que presuma de haber liberado a Bolivia”. 

El exprefecto Manfred Reyes Villa y aliado de Creemos dijo que Camacho y Mesa deben dialogar. 

“Necesitan reunirse los dos candidatos que están liderando las encuestas de los que no quieren que vuelvan los violentos”, declaró el también aliado de Creemos.

El empresario y líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, valoró la declinación de Quiroga y planteó: “Ahora, le toca a Luis Fernando Camacho seguir tu ejemplo para evitar el retorno del MAS”. 

Ante este panorama electoral, el expresidente Evo Morales publicó que “todo el poder gubernamental, mediático y empresarial fue activado en contra del MAS (…) para impedir el triunfo del pueblo. Pero nosotros contamos con el bloque popular que gana batallas históricas”.

ANÁLISIS

“EL APOYO DE TUTO PUEDE CONTRARRESTAR VOTO EN EL EXTERIOR”

ROLANDO TELLERÍA Analista político 

A simple vista, por ese diminuto porcentaje que tiene Jorge “ Tuto” Quiroga, de la alianza Libre 21, en las diferentes últimas encuestas, cuyo promedio oscila de 1,1 a 1,5%, podría parecer que su declinación que no tendría grandes efectos en la tendencia electoral.

Sin embargo, si ese porcentaje de los electores de Tuto Quiroga decide volcar su apoyo a Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), podría contrarrestar ese 2% seguro que tiene el MAS en la votación del exterior del país. En el exterior se tienen 350 mil habilitados aproximadamente, un 4% de la votación.

Puede contrarrestar, incluso, ese voto cerrado que tiene el MAS en Buenos Aires, Argentina. De modo que ese aporte, en estas circunstancias, puede ser importante.

También, como la disputa electoral será palmo a palmo para definir en la primera vuelta, ese porcentaje también tendría una significativa incidencia. 

Ahora bien y esto es lo más importante: la renuncia de Tuto Quiroga puede tener efectos persuasivos en el resto de los candidatos sin posibilidades de competir efectivamente en la disputa del poder y tal vez puedan seguir el mismo camino.

Asimismo, y este dato no es menor, puede acentuar la tendencia del electorado antimasista de apoyar a un solo candidato. En ese sentido, esa renuncia tendrá efectos sustantivos en la competencia electoral a definir el próximo 18 de octubre con la participación de más de 7 millones de votantes.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *