Vice dice que declaratoria de desastre no sirve y adelanta un costo político

Autor/Fuente: eldeber.com.bo

El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó la mañana de este jueves que la declaratoria ciudadana de desastre nacional “no sirve de nada” y anticipó que existirá un “costo político” producto de la devastación que se registra en la Chiquitaniade Santa Cruz.

La declaratoria del Comité (Cívico pro Santa Cruz) no ayuda en nada, ya hemos movilizado todos los recursos del Estado para atender los incendios y tenemos muchos recursos más para movilizar en los siguientes días, semanas y meses, y toda la ayuda internacional posible ya la hemos pedido”, dijo en entrevista con Bolivision.

La segunda autoridad nacional observó que las últimas encuestas emitidas por algunos medios de comunicación muestran un “efecto atenuado” de la preferencia de voto ante la situación de emergencia que vive el oriente del país, pero enfatizó que eso no es importante por el momento.

“Probablemente tenga algún impacto político, aunque las últimas encuestas muestran que el impacto es bastante atenuado. El problema electoral para nosotros está en segundo lugar, no hacemos lo que hacemos para obtener votos, disponemos de recursos porque es nuestra responsabilidad, luego la gente que evalúe, la obligación del Gobierno es asumir con todas sus fuerzas el fuego que existe”, acotó.

García Linera reiteró que es el Estado el que debe asumir protagonismo ante la quema de más de dos millones de hectáreas y ratificó que la ayuda internacional llega tarde, es momentánea y poca, aunque agradeció el aporte de países amigos.

“La ayuda internacional, la agradecemos, pero hay que admitir que se declare o no desastre nacional, la ayuda internacional es escasa, lenta y temporal, por lo tanto, bienvenida, pero si no es el esfuerzo de los bolivianos, no salimos adelante“, sostuvo el vicepresidente.

Manifestó que existe un manejo político de la situación, pero que no ingresará a ese debate, resaltando que es el Gobierno nacional el que movilizó a más de 4.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y 2.000 de la Policía, además de contratar aviones, helicópteros y otras naves para combatir las llamas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *