Bermejo

 

La sequia afecto un 50% la producción agrícola en la zona rio Tarija

El responsable de la Unidad de Medio Ambiente de la Gobernación Sección Bermejo, Wilder Gareca, manifestó que el 25 de febrero su institución realizo la evaluación de los daños por la sequia a comunidades de la zona rio Tarija, para ello conformaron tres grupos de evaluadores, quienes verificaron ocularmente los cultivos agrícolas existentes desde Naranjitos hasta Cañadón Buena Vista, constatando que los daños o perdidas alcanzan en algunos rubros hasta el 50%.

Gareca explico Institución con el apoyo del Servicio Departamental Agropecuario Sedag Bermejo, desplegaron técnicos a las Comunidades de la Talita, Porcelana, Cercado, Campo Grande, Naranjitos, Arrozales, Nueve Quebrara Chica, Colonia Linares, Barredero, Alto Calama, San Luis El Anta, El Toro y Cañadón Buena Vista, restando efectuar rastrillaje en algunas parcelas que no fueron evaluadas, para luego evaluar un informe ante el Municipio y la Federación de Campesinos.

El fenómeno de la sequia, en las comunidades de la zona alta fue más notorio, debido a que los comunarios con las primeras lluvias de diciembre 2012 sembraron maíz, arroz, maní, sandia y otros cultivos temporales de la zona, luego hubo dos lluvias continuas y las precipitaciones ausentaron casi por dos meses, ocasionando que las plantas, desarrollen poco, queden pequeñas, producirán frutos pequeños de un 50 por ciento.

Gareca explico que los cultivos de maíz, arroz y otros cultivos temporales y secano por la insuficiente precipitación fluvial, en algunos casos la pérdida es del cien por ciento, pero en la mayoría de los cultivos se quedaron pequeños y se perdió un 50 por ciento la capacidad de producción, las lluvias registradas últimamente no revertirán los daños ocasionados, las perdidas serán agrícolas ya son irreversibles.

El responsable de la Unidad de recursos naturales y medio ambiente de la Gobernación Sección Bermejo, con relación a la caña de azúcar, estima que las perdidas alcanzan un 40 por ciento, los daños son irreversibles, debido a la falta de agua o lluvia en los meses de diciembre, enero y febrero, cuando la planta no solo está en su mayor etapa de desarrollo y crecimiento, también es cuando efectúa la mayor concentración de sacarosa, por ello se estima que el rendimiento o porcentaje por hectárea bajara en un 40% en relación a gestiones anteriores, es decir casi si antes una hectárea producía 60 toneladas, ahora la cosecha será de 40 toneladas, aunque las lluvias ser normalicen en los próximos días y meses.

Gareca, con relación a la producción de cítricos, duraznero, palta y otros cultivos repentes, las plantas están verdes, producirán frutos pequeños y la pérdida es de un 30 por ciento, debido a que abortaron o cayeron los frutos a consecuencia de la prolongada sequia.