Gendarmes desmantelaron un “vivac-narco” en el norte salteño

Autor/Fuente: eltribuno.com

Lejos de la civilización, bien podría tratarse de un auténtico vivac dakariano -el Dakar es una de las pruebas del mundo motor más duras del planeta.
Sin embargo, los gendarmes encontraron ayer un “campamento narco” donde se envainaba y cocinaba cocaína. 
Fue hallado en medio del monte en el departamento San Martín, al norte de esta provincia. Al parecer, los narcos utilizaban el deshabitado lugar para desarrollar distintas etapas de la actividad ilícita, había palos incrustados a modo de pilares para sostener lonas que cubrían y hacían propicio el escenario.

Personal de la Gendarmería Nacional Argentina (GN) descubrió desde las alturas con un avión de la misma fuerza el lugar. Según registraron, se trata de un espacio abierto donde llegaron a través de caminos y huellas sospechosas. 
Con el apoyo del Ejército Argentino, desde donde le prestaron un helicóptero para llegar hasta el lugar. Acción que se desplegó en el marco de la lucha contra el narcotráfico que se viene llevando adelante desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich.

Una patrulla de gendarmes pertenecientes al Escuadrón Tartagal fue enviada hasta el campamento narco. Las huellas en medio de los caminos tipo sendas hacían suponer que se trataba de vehículos 4×4 que habían estado allí; al llegar los gendarmes inspeccionaron el lugar y encontraron distintos elementos vinculados a la actividad del narcotráfico.

“Contamos con el profesionalismo de nuestras fuerzas federales, aun en territorios difíciles, detectamos este tipo de actividades narco. Aquí, en un trabajo en conjunto con el Ejército Argentino, pudimos desmantelar esta ‘cocina’ de cocaína”, sostuvo la ministra Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que encabeza Eugenio Burzaco.

Los gendarmes descubrieron una especie de “vivac” oculto bajo las ramas de los árboles del monte, con una lona de color naranja tipo carpa, la misma estaba a unos 54 kilómetros de la ruta nacional 34, en “línea recta sentido este”, indicaron desde la fuerza nacional. 
Al descender en el sitio, los efectivos constataron huellas de camionetas y pisadas de caballos que conducían hacia dos sendas conectadas al predio.

Las condiciones del lugar, por las características que presentaba, hicieron presumir que allí se realizaban actividades ilícitas como el acondicionamiento de estupefacientes en vehículos (doble fondo), el envainado de estupefacientes y había una cocina dedicada a la elaboración de “cocaína”.
 

Los gendarmes encontraron y terminaron secuestrando, tras solicitud del Juzgado Federal interviniente, tres tambores de 200 litros que estaban vacíos, un gasógeno a presión también vacío, zócalos de auto cortado con número de pieza marca VW, electrodos, líquidos en botellas de color ámbar, masillas, potes de pintura, guantes y otros elementos de valor para la causa.

 Investigación

Desde el Juzgado Federal de Orán ordenaron se incauten todos los elementos encontrados en el “vivac-narco”, además de seguir con las diligencias investigativas entre las que se encuentra llegar al paradero de los presuntos narcos.

En los primeros cuatro meses del presente año diferentes golpes contra organizaciones vinculadas al narcotráfico en el norte provincial dejaron un saldo de droga incautada de unos 800 kilos de cocaína y 80 kilos de marihuana, solo en el Juzgado Federal de Orán, a diferencia de 2018, cuando durante todo el año lo secuestrado fue de 1.400 kilos y 376 kilos entre cocaína y marihuana respectivamente. 

Es decir, en cuatro meses se incautó más de la mitad de drogas que en todo el año pasado. Se trata de cifras millonarias si se tiene en cuenta que el valor del kilo de cocaína en Bolivia ronda los 2.500 dólares y a mayor distancia su cotización es más alta. En San Ramón de la Nueva Orán, por ejemplo, esa misma droga llega a tener un precio de 3.500 dólares (146.500 pesos). Los narcos buscan distintos destinos, por ejemplo el sur del país, donde la sustancia triplica su valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *